Reivindica la Ciudad

El Corona Capital, nuestro orgulloso Coachellita.

Los festivales de música, esos donde hay horas y horas de conciertos, bandas de distintos lugares del mundo, con diferentes niveles de popularidad y también de calidad. Esos donde el dolor de pies, los empujones, las inclemencias del clima y la gente insoportable detrás de ti quedan en el olvido para disfrutar una presentación en vivo, que bien puede durar 30 minutos o una hora y media.

El pasado sábado 15 de octubre le llegó al Corona Capital su segunda oportunidad para demostrar que además de tener calidad musical, toman en cuenta los errores pasados, por ejemplo, este año no escaseó la cerveza – hasta podría decir que para muchos estuvo de más-, la señal de los celulares fue funcional, aunque al momento de la salida se volvió a saturar, pero esto sucede en la mayoría de los eventos masivos. Otro punto a su favor fue que ahora los escenarios de los headliners quedaban lo suficientemente lejos para no viciar el sonido del otro, y en general los horarios estuvieron bien planeados, con la grandísima excepción de Moby y The Rapture, donde tenías que elegir a quién ver completo, o bien arriesgar un poco la salud pasando de un foro a otro, ya que por supuesto no eras la única persona con la idea de ver “un ratito y un ratito”.

Bienvenida (ProyectoDF)

Aquí un breve repaso (extra personalizado) de lo que pasó.

Para empezar, las puertas 8 y 9 quedaban lejos de los accesos del festival, por lo que había que caminar unos 10 minutos para llegar. Había cuatro escenarios: Corona, Capital, Corona Light y Bizco Club. Los dos “Coronas” estaban cerca entre ellos, no así de los otros, que para ir hacia ellos tenías que cruzar el área de comida, el bosque, las canchas y un tramo de asfalto, sobre todo para el Capital, que era el más alejado.

Los primeritos

La intención era ver la mayor cantidad de bandas, sin embargo atender las primeras fue imposible pues pordejartodoalúltimo estaba en la fila para conseguir alguno de los últimos boletos. Pero tras documentarme, ahora sé que: Little Ethiopia tocó para menos de 100 personas; Black Fo, es el proyecto alterno de Gustavo Hernández, guitarrista de Quiero Club; El Cuarto, son de Monterrey y cantan la de “Mueve la cachucha, minimal”; Madame Recamier se llama Gina, covereó Fuck You de Lily Allen y se acompañó de Vicente Gayo; Torreblanca subió más tarde de lo planeado debido a la cancelación de The Boxer Rebellion lo que hizo que perdieran aforo; Ruido Rosa, todas ellas mujeres, abrieron el escenario Capital; Bengala, pese a su basta experiencia en festivales no pueden pasar del horario tempranero; Javiera Mena, cantó “Yo no te pido la luna” de Daniela Romo; Wavves, fue la primera banda no hispanoparlante en presentarse; LeBaron, se oía a lo lejos mientras yo llegaba a ver a Quiero Club.

Madame Recamier (Warp)

Chilangos de Monterrey

Priscila, Marcela, Gustavo, Fara y Boscop de Quiero Club, acompañados de tres escenosos coristas, salieron con “Música”, el público bailaba y medio cantaba, continuaron con “No Coke”, “Las propiedades del cobre”, “Minutos de aire”, “Días perfectos” su nuevo sencillo, la euforia y los mejores pasos salieron con “Let da music”, de su primer disco Wof , para luego culminar con “Backstage Drama”. Arriba del escenario también se bailaba, como en todas las presentaciones de QC, incluso Marcela se quitó las botas para hacerlo más a gusto.

Priscila y gustavo de Quiero Club (LifeBoxSet)

Por mi parte, que mediocre

En el escenario principal y con un audio francamente malo, estaba Ximena Sariñana interpretando, en su mayoría, canciones de su nuevo álbum homónimo como el sencillo Different, pero también regaló a la audiencia temas de Mediocre como “La tina” y “Normal”, para la cual invitó a cantar a Natalia Lafourcade, productora de la canción “Tú y yo”, única en español del LP más reciente de Ximena, que se rumora, cuenta la historia entre ella y Omar Rodríguez López.

Ximena Sariñana (LifeBoxSet)

O.M.D y M83, los que todos vieron menos yo

Orchestral Maneuvers in the Dark se presentó a las 4:10 en el escenario Capital y se dice que fue de las mejores presentaciones en todo el festival, pues la banda inglesa de electro pop recordó aquellas canciones clásicas de los años 80 en ésta, su primer visita a México.

Por otro lado, a las 5:30, M83 salió en el Bizco Club para hacer cantar y bailar a la audiencia con cortes de su nueva producción Hurry Up, We’re Dreaming y de sus cuatro discos anteriores. Este grupo francés se presentó también el lunes 17 en El Plaza Condesa.

OMD (Toni Francois)

Todos a bailar

Disco Ruido (CoronaCapital)

Probablemente cuando el sol estaba en su punto más insoportable, que además agarró desprevenidos a muchos que pronosticaban lluvia inevitable, salió Disco Ruido al escenario Corona Light, entonces los dj’s mezclando, la batería, la guitarra y la voz de Mercedes Nasta fueron la combinación perfecta para que los asistentes se movieran al ritmo electrónico y el terreno pastoso se convirtiera en una gran pista de baile.

SantiGO!

Santogold, Santi White, Santigold, o hasta Santigol como le pusieron en el programa oficial del Corona, llegó al escenario poniendo mucha energía tal como se esperaba, acompañada de dos bailarinas comenzó con “Go”, tema que grabó junto con Karen O, vocalista de los Yeah Yeah Yeahs y que es un adelanto de su segundo álbum. Después interpretó un éxito de su disco debut de 2008, “L.E.S Artistes”, siguió con “Say Aha” y “Creator”, entre otros. Para estos momentos la visibilidad del Escenario Capital ya era muy difícil, pues los fanáticos de Portishead ya apartaban lugar en espera de su banda favorita.

Santigold (MeHaceRuido)

¡Grita grita mami mami grita!

A las 6 de la tarde en punto las brasileñas de Cansei de Ser Sexy hicieron su aparición en el escenario Corona Light, Lovefoxxx vocalista de la agrupación, apareció con una máscara, peluca negra corta, una capa y pantalones, el concierto inició con “Music Is My Hot Hot Sex”, conforme avanzaban las piezas la vocal se deshacía de la parafernalia quedando al final con unos shorts, playera negra y con cabellera tan anaranjada como sus mejillas. Tocaron un par de temas de su nuevo disco, como la canción que le da nombre a éste, “La Liberación”, primer tema en español de su carrera y “Hits Me Like A Rock”. Pero definitivamente las más bailadas y coreadas fueron las de su primer disco homónimo, “Alala” y “Let’s Make Love and Listen Death From Above”. Además, en la memoria quedará el momento de diversión que nos regaló Lovefoxxx al hacer un crowd surfing un tanto accidentado, pero que al parecer no le importó porque siguió cantando y volvió al escenario con una marometa. Breve, pero gran show.

Lovefoxxx (LifeBoxSet)

El desfile de los pasos ridículos

Para las 6:30 de la tarde ya el sol comenzaba a bajar y el viento soplaba sobre todo en la cara de los consumidores de cerveza de $80, o esa impresión daba porque la población sobria parecía cada vez menor. Y qué mejor oportunidad para identificarlos que en el Bizco Club con el dj Toy Selectah (ex Control machete) y 3 Ball MTY, donde los beats mezclados de cumbia, tribal, huaracha y hip hop se prestaban para que los asistentes, vasito de un litro de chela en mano, bailaran de maneras cada vez más, digamos, extrañas. Mientras, al fondo se escuchaban los Editors.

El estadounidense ignorante que no habla español o Whoo! Alright-Yeah… Uh Huh

La hora de decidir a quién ver, elegir entre los clásicos electrónicos de Moby o saltar a ritmo de The Rapture había llegado. El primero abrió con “In My Heart” de su disco 18, y siguió con éxitos como “Natural Blues”, una versión más rápida de “We Are All Made Of Stars” y “Bodyrock” con la que hizo bailar a los asistentes. Después era momento para una de las mejores canciones de su carrera, la cual en un español más o menos entendible, (con su respectiva disculpa, por eso lo de “ignorante”), dedicó a México, ésta fue “Porcelain”.

Mientras, el paso de la gente al costado del escenario hacía un caos por los que iban del Corona Light al Bizco Club y los que hacían lo contrario. Al caminar, todavía dio tiempo de escuchar la siguiente, “Extreme Ways”, pero al otro lado, ya empezaban los acordes de “Whoo! Alright-Yeah… Uh Huh” y era mejor idea terminar de llegar al escenario donde Luke Jenner, Vito Roccoforte y Gabriel Andruzzi ya llevaban interpretados tres de sus mayores hits del tercer álbum Pieces of The People We Love, justo dieron inicio con la canción del mismo nombre en la que tuvieron varios problemas técnicos.

Lo mejor venía y “House of Jelous lovers” puso a todos los presentes a bailar y gritar a su ritmo, luego “Olio”, “Come Back To Me” y unas de las más esperadas, “How Deep is Your Love”, primer sencillo de In The Grace Of Your Love emocionó desde los primeros acordes del teclado. Un show muy prendido y perfecta antesala para el primer acto principal.

The Rapture (LifeBoxSet)

Moby (LifeBoxSet)

Los más esperados

El Escenario Capital estaba listo para recibir a Portishead en su primer visita a nuestro país, entonces la voz inconfundible de Beth Gibbons comenzó a interpretar “Silence” mientras los visuales en las pantallas de los costados y en la central seguían el ritmo del scratch característico y la tranquila batería. “The Rip”, “Machine Gun” y “Over” emocionaron a los presentes pero el momento cumbre llegó con “Glory Box” donde el rango vocal de Gibbons demuestra el enorme talento que tiene. Tras 14 canciones, el trío inglés precursor del trip-hop se despidió con “We Carry On”.

Portishead (LifeBoxSet)

Julián Fernando Casablancas y sus cuates

El acto principal estaba programado a las 10 de la noche, sin embargo Julian, Nick, Albert, Fabrizio y Nikolai salieron unos 15 minutos después, en la espera la incivilidad de la gente se notó en ciertas áreas pues había algunos que aún entre la multitud de miles de personas prendieron una fogata, se sentaron en círculo provocando una humareda tóxica e innecesaria, mientras otros más tomaron sillas del área de comida y permanecían sentados en medio de la masa, ignorantes de que su irresponsabilidad podría causar un accidente.

La hora de los Strokes llegó, el quinteto subió al escenario con “New York City Cops” para luego prender a la audiencia con la guitarra de “Heart In a Cage”. Julian deseó a los asistentes “Buenas fuckin’ noches” y se aseguraba de que el público de las primeras filas estuviera bien, pues al parecer la euforia por verlos había provocado que algunos de los fans resultaran aplastados.

El setlist varió entre sus tres discos anteriores y el más reciente Angles, con clásicos como “You Only Live Once”, “Someday”, “12:52” y “Reptilia” y nuevas canciones como “Under Cover of Darkness” y “Machu Pichu”. El punto máximo llegó con “Last Night”, el éxito más grande en su carrera, tras el cual hubo un encore de tres canciones finalizando con “Take It Or Leave It”.

Julian Casablancas (Chilango.com)

Definitivamente el Corona Capital se está perfilando como el festival musical más importante del país con tan sólo dos ediciones, este año hubo 32 bandas, nueve más que el pasado, además de que se anunció sold out un par de días antes del evento, pese a que el mismo sábado se liberaron más. Ambas situaciones indican que va por un buen camino y en general las quejas son las menos en comparación con las buenas experiencias que, aunado con el clima y la logística, dejó el Corona 2011.

Corona capital 2011 (ProyectoDF)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s